sábado, 10 de junio de 2017

Maharajá y Salamanca: ¿Renace la zarzuela?




¨      Dos nuevas zarzuelas verán la luz en este mes de Junio.
¨      Maharajá,  en el Campoamor de Oviedo.
¨      Salamanca, en el Teatro Liceo de la ciudad castellana.

En el avance dela temporada 17/18 del Teatro de la Zarzuela se anunció el estreno de Policías y ladrones, zarzuela de Álvaro del Amo y música de Tomás Marco, que tendrá lugar en el mes de abril de 2018.

Ahora nos llega la noticia del estreno de dos nuevas zarzuelas, escritas en estos tiempos y que se verán dentro de unos pocos días, en una ciudad “zarzuelera” como es la capital asturiana, y en Salamanca, urbe no tan relacionada con el género pero no ajena a él, al menos históricamente.

¿Significa esto que renace la zarzuela? No echemos las campanas al vuelo. Es cierto y evidente que este espectáculo interesa; basta ver la asistencia a representaciones, recitales, conciertos y antologías. Sirva como muestra el dato de que el Teatro de la Zarzuela ha alcanzado, en la temporada que ahora concluye, cerca de un 90 por ciento de ocupación en sus producciones. La zarzuela interesa, importa y sigue viva a pesar de los pesares. Y buena prueba de ello son las dos novedades que comentamos.

MAHAJARÁ.
Ese es el título de una comedia lírica en un acto, escrita por Maxi Rodríguez y puesta en música por Guillermo Martínez.

Fechas y lugar: 15 y 17 de junio, Teatro Campoamor (Oviedo).
Intérpretes principales : Beatriz Díaz, soprano;  María José Suárez, mezzosoprano; Juan Noval, tenor; David Menéndez, barítono; Juan Nov
Orquesta: Oviedo Filarmonía
Dirección musical: Marzio Conti.
Dirección de escena: Maxi Rodríguez.

La idea de esta obra, promovida por encargo de la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo en conmemoración del 125 aniversario del Teatro Campoamor (1892-2017), es incentivar a los creadores de nuestro tiempo en una apuesta arriesgada que sea capaz de interesar al espectador actual.

Maxi Rodríguez, actor, dramaturgo y director de escena asturiano,  busca mantener “el respeto absoluto a las reglas del género”, para crear una especie de “neo-sainete”, que sea la continuidad a los ejemplos de los Quintero o Arniches, y exponga las vivencias y tramas de la vida actual.  Su obra, que puede inscribirse en la línea del “género chico”, se desarrolla entre Asturias y el estado indio de Rajastán, en un mestizaje de elementos de ambas culturas a través del viaje de la joven protagonista.

Guillermo Martínez, el compositor, nacido, de padres españoles en Valencia (Venezuela), se formó básicamente en Asturias. Su acercamiento a la zarzuela  aúna influencias musicales variadas (el jazz, el hindi, la habanera, el pasodoble..) para construir una página moderna, con gran variedad de números, llenos de color y originalidad, que puede abrir el camino al género en este siglo XXI. A lo largo de unos 90 minutos, Maharajá permitirá escuchar romanzas, números de conjuntos y coros, en un espectáculo dinámico y entretenido.

SALAMANCA o LA SINGULAR VERBENA DEL PASEO DE LA ESTACIÓN.

Fechas y lugar:  9, 10 y 12 de Junio – Teatro Liceo (Coincidiendo con la festividad del patrón de la ciudad, San Juan de Sahagún)
Intérpretes principales: Amparo Mateos, soprano; Inés Redondo, soprano; Alejandro Gago, tenor; Adolfo Muñoz, tenor. 
Orquesta: Banda Municipal de Música, Coro Ciudad de Salamanca y Grupo de Coros y Danzas "Montaraces y Charros"
Dirección musical:  Mario Vercher Grau
Dirección de escena:  Francisco J. Álvarez García

Francisco José Álvarez García, autor  de la música y del texto, compositor, profesor e investigador de la Universidad Pontificia de Salamanca, ha creado un largo espectáculo (unas 2 horas y media) de ambiente local, que será interpretado por un elenco de cerca de cien personas, la mayoría de origen salmantino. El arreglo de la partitura para banda ha sido realizado por Jaime Jiménez, clarinetista de la de Salamanca.

La trama, ambientada en tres escenarios típicos charros, comienza con el anuncio del traslado del templete de música que, tras ocho años en el paseo de la Alamedilla, volverá, en septiembre de 1906, a su ubicación primitiva: la Plaza Mayor. Aprovechando la ocasión, Alfredo Fuentes, propietario de un local de bebidas en el Paseo de la Estación, se presentará a un concurso de verbenas propuesto por el Ayuntamiento, con el que buscará enamorar a una artesana local, Clara Martín.

En este ambiente costumbrista, músicos, personajes de la época recrearán acontecimientos y situaciones pintorescas  que darán vida a una obra entretenida, que viene a sumarse a los intentos de revitalizar la zarzuela que, muy de tarde en tarde, tenemos ocasión de contemplar.

&&&

El “secreto” para que la zarzuela continúe viva, y proporcione nuevos frutos, es sencillo: presentar producciones de calidad, con buenos cantantes, buenas orquestas y buenas puestas en escenas. Lo dijo una vez la gran Teresa Berganza: “Si la mejor ópera de Mozart se representa con cantantes mediocres, con un director mediocre, con una orquesta mediocre y una puesta en escena mediocre, a quien lo escuche no le gustará  Mozart. Lo mismo pasa con la zarzuela. Siempre ha sido un género maltratado”.  J.P.M.


No hay comentarios:

Publicar un comentario